SIGUIENDO CON LOS EXPERIMENTOS DE MI BUEN AMIGO MUZAFER.

El Experimento De La Cueva De Los Ladrones.

Como ya sabíamos, Muzafer Sherif  es considerado como uno de los precursores de la Psicología social. Sus investigaciones sobre el surgimiento de conflictos intergrupales e intragrupales han sido esenciales para el progreso de la psicología.

En 1954, Sherif desarrolló un experimento clásico en el Parque Estatal Cueva de los Ladrones, en Oklahoma, con la finalidad de analizar el origen del prejuicio en los grupos sociales.

Sherif se presentó como el guardia del parque. Sus ayudantes observaron y registraron la conducta de los 22 adolescentes varones de 11 años de edad seleccionados. Los muchachos fueron transportados al lugar en 2 autobuses separados formando así dos grupos de once sujetos. Ninguno de los grupos sabía de la existencia del otro. Los chicos fueron seleccionados en dos estados muy apartados entre sí, de modo que durante los primeros días la existencia de los otros era desconocida (desconocimiento intergrupo).

Los investigadores habían cortado los vínculos de amistad previos (1ª fase) en el interior de cada grupo (desconocimiento intragrupo). Les pidieron que se fijaran un apodo o nombre a cada equipo o grupo, unos eligieron “The Rattlers“, los otros “The Eagles“. Después de varios días los dos grupos desarrollaron espontáneamente jerarquías y grados sociales internos (intragrupo).

Los investigadores organizaron varias competiciones deportivas (2ª Fase) en el que se enfrentaban ambos equipos, y enseguida la hostilidad surgió entre ambos grupos (The Rattlers / The Eagles). También poco a poco, dentro de cada grupo se fueron estableciendo distintas pandillas que iban manifestando cada vez más hostilidad entre ellas.

Los enfrentamientos hostiles se acrecentaron, por lo que los investigadores finalizaron la 2ª fase del experimento, debido a los riesgos físicos y psíquicos que corrían los participantes.

Para reducir la hostilidad y promover la afinidad entre the Rattlers y the Eagles , Sherif y sus colaboradores organizaron actividades cooperativas entre ambos grupos. Así, les plantearon 3 retos a los grupos para intentar que cooperaran: escasez de agua, un camión averiado en la carretera y encontrar una película para poder verla. Ambas partes debían cooperar para superar los retos y no se podían conseguir los objetivos sin colaborar. La existencia de objetivos comunes indujo que se unieran y se relajaran las tensiones.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA PARA ENTENDER MEJOR EL EXPERIMENTO DE LA CUEVA DE LOS LADRONES.

Los Sherif y la Cueva de los Ladrones.

El experimento de la Cueva de los Ladrones fue una prueba realizada en 1954 por Caroline Sherif y su marido Muzafer Sherif, para estudiar los prejuicios en los grupos sociales.

Durante el estudio, los Sherif hicieron las labores de “monitores” de un grupo de 22 adolescentes varones de 11 años de edad con similar experiencia de vida. Fueron trasladados al lugar en dos autobuses, divididos los 22 chicos en dos grupos de once personas. Ninguno de los grupos sabía de la existencia del otro. Los muchachos fueron alojados en dos áreas bastante lejanas entre sí, de manera que durante los primeros días la presencia de los ‘otros’ fue ignorada. Después de entre dos y tres días, los dos grupos desarrollaron espontáneamente jerarquías sociales internas.

El experimento fue dividido en tres fases:

  1. Formación de grupos, el que acabamos de ver.
  2. Fricciones, incluyó los primeros contactos entre los grupos, competencias deportivas, etc.
  3. Integración (disminución de fricciones).

Ninguno de los muchachos se conocía previamente al experimento, pero la hostilidad entre grupos fue observada rápidamente. Las actividades de la segunda fase se ejecutaron según lo planeado pero la comprobación de su éxito fue temprano. La hostilidad entre los grupos se incrementó hasta el punto en que el equipo que se encargaba de observar y estudiar a los dos grupos, decidió detener las fricciones debido a que cada vez eran más hostiles. La segunda fase concluyó y se inició la tercera.

Para disminuir la fricción y promover la unidad entre los dos grupos , Sherif ideó e introdujo tareas que requirieron la cooperación entre ambos grupos. Estas tareas se conocen como “objetivos super-ordinados”. Una meta super-ordinada es un deseo, un desafío, un peligro, que necesita ser resuelta a la vez por ambas partes, porque una por sí sola no es capaz. Los retos propuestos por los Sherif incluían un problema de escasez de agua, un camión de campo atascado que necesita mucha fuerza para ser devuelto al campo, y hallar una película para ser proyectada. Éstas y otras colaboraciones necesarias causaron que disminuyese el comportamiento hostil. Los grupos se entrelazaron hasta el punto que al final del experimento los muchachos insistieron en volver a casa todos en el mismo autobús.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s